Cocidos de Cantabria.

4/02/2015 08:00:00 a. m.

Con motivo de la feria Fitur, el día 31 de Enero de 2015 Cantabria Infinita realizo en su Twitter una consulta: "  Sé el primero en decirnos el nombre de dos cocidos de Cantabria y llévate tu premio", así que os voy a hablar hoy de estos 2 cocidos típicos de Cantabria por si no los conocíais aún, para que cuando visitéis dicha comunidad autónoma podáis degustarlos, o si lo preferis que tratéis de realizarlos en casa con la receta de los mismos.

Los dos cocidos más característicos son el Cocido Montañés y el Cocido Lebaniego.

COCIDO MONTAÑÉS:

Ingredientes: ½ kg de alubias blancas, 200 g de costilla de cerdo, 200 g de tocino blanco, 150 g de chorizo, 2 patatas medianas, 1 berza de vena blanca, 1 rabo de cerdo, 1 oreja de cerdo y 1 morcilla de arroz.

Preparación: En una cazuela se ponen las alubias, el tocino, la oreja, el rabo, la costilla y el chorizo, se cubre todo con agua fría y se pone a cocer a fuego lento. Se pica la berza muy fina y se incorpora al cocido, transcurrida aproximadamente una hora de cocción. Se echa sal, y después se agregan las patatas. A los 20 minutos aproximadamente, se incorpora la morcilla. Cuando la alubia y la patata estén en su punto, se retira del cocido del fuego y se le deja reposar unos minutos antes de degustarlo. 


COCIDO LEBANIEGO:

Ingredientes: ½ kg de garbanzos de Liébana, ½ kg de zancarrón, 200 g de tocino magro, 2 chorizos frescos, 2 huevos, 2 patatas, 1 hueso de rodilla, 1 repollo, ½ hueso de jamón, miga de pan, fideos finos, pimienta, perejil, aceite, leche, sal y ajo.

Preparación: Los garbanzos se ponen en remojo al menos 12 horas. En una cazuela amplia se pone agua fría a calentar con el zancarrón, el chorizo, el tocino y los huesos. Cuando el agua rompa a hervir se añaden los garbanzos y se deja cocer hasta que esté todo tierno. Unos 20 minutos antes de que finalice la cocción se añaden las patatas cascadas y el repollo troceado y se agrega la sal. El caldo resultante se cuela y con él se prepara una rica sopa de fideos. El resto se reserva en un bol, se baten los huevos y se incorporan perejil y ajo picados. A esto se le agrega la miga remojada en leche y escurrida y se amasa. Con la masa resultante se hace el relleno, unos rollos que se fríen en aceite muy caliente hasta que estén bien dorados. A la hora de comer, se sirve primero la sopa y después en una fuente se sirven los garbanzos acompañados de la verdura y los productos del cerdo y el relleno troceado.

Fuente consultada para obtener las recetas: Cantabriarural.com.


También puede gustarle...

0 comentarios

SÍGUEME!

Subscribe