WINDSOR HOTEL MILANO **** (Milán)

2/12/2015 09:00:00 a. m.

“Hotel con buena relación calidad-precio. Buena ubicación!.”

La verdad es que cuando fui no sabía si decantarme por él o no dado que leí bastantes críticas y daba lugar a confusión: críticas positivas y negativas, no había termino medio. 

Elegí este hotel por su ubicación cerca de la estación central, un buen punto céntrico sin ser tan caro como pleno centro de Milán y en el que encontré una magnifica oferta de precio.
Realmente es que al llegar allí y tras pasar 3 noches en el mismo, quedé muy contenta.

Con respecto a la UBICACION: es cercana a la estación central (un taxi desde allí son 8-10 euros ó 1 parada de metro), con respecto al Duomo se encuentra a 3 paradas de metro o en su defecto si te gusta caminar se puede ir caminando dado que es un paseo, el castillo o la pinacoteca igualmente están cerca y se puede ir caminando.
La estación de metro que queda cerca es República y está situada a unos pasos del hotel.

Atendiendo al HOTEL Y SERVICIOS: se notaba que era un hotel algo "antiguo" pero que estaba totalmente remodelado por lo que no lo aparentaba, los baños son amplios y las habitaciones normales pero estaba bien.

Las habitaciones disponen de mesita con 2 sillas, escritorio, TV de plasma, aire acondicionado, MINI BAR GRATUITO (si es cierto que solo hay 2 botellas de agua con gas, 2 sin gas, 1 fanta y 1 cocacola; pero es gratuito y te lo reemplazan diariamente, que si tienes sed está fenomenal), internet wifi gratis en todo el hotel, etc.
Igualmente dispones de 2 ordenadores para su uso en la recepción por si quieres consultar internet, etc.
Las toallas las cambian diariamente así como los amenities del baño que además son muy completos.
El personal del hotel atento.

Con respecto al desayuno es de buffet y variado: zumos, cafés, agua, bollería, mermeladas, pan, pan tostado, galletas, mantequilla, embutidos, yogures, huevos revueltos, salchichas, frutas, huevos, macedonia de frutas, cereales, tes, infusiones,... está bien, y es variado no hay muchisiiiiima variedad pero no te puedes quejar.
La única pega que encuentro es que sobre las 10.30h ya no reponen determinadas cosas, y sobre las 10.40h van apagando televisores, recogiendo mesas, etc... vamos que el desayuno es de 7 a 11 horas, pero sobre las 10.40h ya comienzan a recoger y por tanto como bajes tarde poco puedes desayunar.

Atendiendo a la ZONA en que se encuentra, pues si tienes el sueño difícil, es fácil oír los tranvías sobre todo porque pasan por la puerta pero tampoco es que sea muy ruidosa la zona.

Mi experiencia allí fue muy grata, lo recomiendo totalmente y volvería a alojarme allí sin duda alguna.




También puede gustarle...

2 comentarios

SÍGUEME!

Subscribe